Ocho encuentros de escritura para hombres

Hace tiempo que estoy planeando este espacio. Un espacio donde, a partir de la lectura de textos literarios, los hombres puedan escribir sobre los temas que los ocupan en el siglo XXI (la paternidad, el amor, el trabajo, las pasiones, entre otros).

Estructurar un texto para ser leído por un lector distinto de nosotros requiere de un trabajo de coherencia, de asociación de ideas, de argumentación que es inherente a la escritura. En esas relaciones, ampliaciones y digresiones surgen nuevas ideas, ideas que antes de escribir ni siquiera pensábamos que teníamos. La escritura genera pensamiento. Estoy convencida. Los invito a este nuevo taller: escribir y leer desde una perspectiva casi exclusivamente masculina. El casi es culpa mía.